El Nene con Frac

Publicadas por Mael 6 jul. 2010

Bueno, ya terminó el mundial para los argentinos y como no quería que alguno se sintiese "tocado" por este pequeño escrito lo voy a publicar ahora.


Hecha ya la aclaración, acá viene lo que escribí hace unas semanas:

Una de las cosas que más me asombra de tener hijos pequeños es lo maleable que son, lo predispuestos a aprender, a recibir información todo el tiempo.

Me sorprendí mucho al enterarme, recién en el nacimiento de mi tercera hija, que existe una respuesta física concreta a cada nuevo estímulo que los bebés reciben en sus primeras horas de vida (que pueden ser pequeños espasmos o movimientos de su cuerpo). Por lo que es muy fácil para cualquier padre darse cuenta cuando un bebé está formando una nueva sinapsis, cuando hay una nueva impresión en su pequeño y virgen cerebro tan ansioso de aprender sobre este mundo de percepciones totalmente desconocido para él.


Y claro, como profesional de la comunicación con inquietudes, me encanta generar todo el tiempo experimentos sobre cómo funciona ese órgano tan bello, intrincado y muy poco conocido que es el cerebro que en última instancia es nuestro decodificador de la mucho más bella, mucho más intrincada y mucho menos conocida realidad.

Y claro, como padre de 3 niños, tengo una posibilidad muy particular de presenciar cosas que de otra forma sólo podría leer en libros.

Y claro, qué mejor momento para generar alguno de estos experimentos que un en donde la opinión pública esté tan enfocada a un sólo tema  como lo es en la época del Mundial de Fútbol. Evento transmitido en miles de medios de comunicación alrededor de todo el mundo al mismo tiempo.

Entonces, y gracias al segmento "Canciones Locas" del programa "Perros de la Calle" de la radio Metro FM 95.1 Mhz, descubrí a "El Nene con Frac" o como la conoce más gente "Wavin Flag":




Que para que se entienda mejor la idea les dejo la transcripción del estribillo:

"When I get older, I will be stronger
They’ll call me freedom, just like a Waving Flag

El Nene con Frac, El Nene con Frac
El Nene con Frac"



Con todo el background necesario ya descripto paso a contar los pasos del experimento:


Paso 1: Asegurarse que los sujetos del experimento estén presentes en el mismo cuarto que uno.


Paso 2:  Cantar repetidamente, en distintos momentos del día y durante varios días que no tienen por qué ser seguidos, la frase "El Nene con Frac, el Nene con Frac" con el ritmo pertinente mientras se está haciendo otra cosa. Como tarareando... como quien no quiere la cosa.


Paso 3: Comenzar con el Paso 2, varias semanas antes del comienzo del Mundial de Fútbol.


Paso 4: Intentar evitar todo contacto de los sujetos del experimento con la canción original hasta el comienzo del Mundial de Fútbol.


Paso 5: Exponer de manera indirecta a los sujetos del experimento a la canción. Por ejemplo: mientras ellos juegan en su cuarto, poner un programa periodístico sobre el Mundial en la televisión del comedor.


Paso 6: Repetir el Paso 2 cuando el Mundial ya haya comenzado.


Paso 7: Exponer a los sujetos del experimento a un contacto más directo con la canción original Ejemplo: ver con ellos partidos de fútbol o ver los segmentos deportivos de programas periodísticos que utilicen esa canción como cortina musical. No hacer referencia a "El Nene con Frac" en este paso.


Paso 8: Dejar de repetir el Paso 2.


Paso 9: Observar a los sujetos del experimento cuando estén en contacto totalmente directo con algún elemento de comunicación del evento Mundial de Fútbol. Por ejemplo: un cartel con logos o imágenes del mismo.


Resultado: Satisfactorio al 50%. La más pequeña de los sujetos del experimento logró identificar el logotipo impreso del Mundial en un inflable a la voz cantante de "mirá papi, mirá, ¡El Nene con Frac!"


Extrapolando este resultado bien podríamos preguntarnos si nosotros, ya adultos, ya sin tanta plasticidad en nuestro cerebro, ya sin tantas ganas de aceptar nuevos contenidos; no reaccionamos de la misma manera ante un bombardeo parecido en eventos masivos como el Mundial de Fútbol (bombardeo parecido más que nada en la intencionalidad de quienes lo practican con nosotros).


Cabe preguntarse, también, a cuáles y cuántos estímulos reaccionamos, cual perro de Pavlov, segregando fluidos mentales con sólo escuchar una simple canción (Wavin Flag, Waka Waka o cualquier otra), con sólo ver ciertos símbolos (Maradona, Messi), colores (Celeste y Blanco), elementos (pelota, Copa FIFA).


Y no es sólo durante eventos tan mundialmente masivos como el de este último mes que tenemos esa clase de bombardeo del que hablo, sino cada vez que una mayoría de los medios masivos de comunicación tienen una agenda en común... cada vez que, nos importe o no realmente ese contenido, podemos contestar fehacientemente, por ejemplo, quién es Ricardo Fort.


M.

3 comentarios

  1. Anónimo Says:
  2. Muy buen post. Y sobre lo último... es algo que todavia me sigo preguntando.

    ErebuS

     
  3. Antonio Says:
  4. Con el ultimo punto me quede desanimado. La idea general de la manipulación mediatica me resulta aceptable (es como el mal tiempo!) Pero el ejemplo Forteano en particular me hizo lamentar todo el asunto. Maldicion! En fin, siempre queda la posibilidad de esforzarse en digerir todo lo que nos alimentan... cuestio de separar la paja del sapo (creo que mezcle dichos populares).

     
  5. Mael Says:
  6. Don Antonio!! Qué emoción haber leído su comentario. Muchas gracias por pasarse por este lugar.

    Creo que no hay que acostumbrarse (ni resignarse) a que se manipule el "pool de ideas" mediante los medios masivos de comunicación ¿qué se puede hacer al respecto? es una respuesta difícil de encontrar porque estamos siendo bombardeados continuamente y no siempre estamos tan atentos para poder separar al pobre sapo de la paja y devolverlo al estanque, pero claro, como siempre, es cuestión de practicar esa atención... "La práctica hace al maestro" dicen por ahí ;)

     

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.