Quiero dejar algo en claro desde el vamos:

NO ESTOY EN CONTRA DE LA TECNOLOGÍA

Hecha esa aclaración, comienzo mi escrito:

¿Qué demonios tiene de bueno la tecnología?

Ok, ahora en serio.
Estuve leyendo un artículo en una de esas revistas que llegan a mi por arte de vaya uno a saber que clase de magia, en el cual comentaba una nueva modalidad de alimentos.

En seguida, luego de leer el título, pensé que al fin podríamos comer piedras enteras como le decía que era lo correcto el maestro Derviche a Gurdjieff.
Pero no... al leer el segundo párrafo mis ansias de comer malaquita y ser brillante por dentro se esfumaron, porque el artículo hablaba de justamente lo contrario. Hablaba de los "alimentos funcionales" (¿?)

Pues parece ser que las vitaminas que contiene una manzana, o el hierro que contiene la lenteja, o las proteínas que contiene un bife de chorizo, ya no son suficientes para nuestros organismos posmodernos.
Ahora necesitamos que la leche traiga un compuesto químico que haga bajar el colesterol, una bebida gaseosa que ayuda a regenerar los tejidos de los cartílagos y un yogurt que nos haga ir a defecar cada 4 horas exactas (y así ser como un relojito y que las ganas no te agarren en cualquier lado... y entonces hasta podemos agendar una cita con el Sr. Inodoro en nuestra nueva Palm)

El artículo decía en una parte: "Con el envejecimiento general de la población estadounidense, este tipo de soluciones que por lo general perteneció siempre al área de los laboratorios farmacéuticos, tienen para las empresas de alimentos envasados una enorme oportunidad de marketing."
Lo que me lleva a pensar ¿serán los estadounidenses una nueva evolución en la raza humana a la que no le alcanza con lo que la naturaleza nos provee a todos? ¿O será acaso que el vender una manzana ya no es un reto para el marketing ni para las empresas?

¿Para qué demonios quiero un jugo de naranja que tenga no se cuántos gramos de fibra por ración de naranja y que tenga vitaminas y minerales variados si lo que realmente quiero es tomar un jugo de naranja?

¿Se imaginan qué pasará con nuestros hijos cuando viajemos al campo (si es que en un futuro todavía existe) y le demos de comer una naranja recién arrancada del árbol y no tenga el mismo gusto que el jugo que ellos toman comunmente?

¿Qué pasará por sus cerebros? ¿Qué extraña sinápsis cerebral generarán para poder comprender que esa fruta es la base de eso que ellos toman, pero que no tiene el mismo gusto o que no les sirve para tener los cartílagos más fuertes?

¿Puede que el querer tener asegurados todos los nutrientes necesarios para una vida sana en un sólo "alimento funcional" (o en menos cantidad de los que sólo son "alimentos"), se deba a la inmediatez que reina en el inconciente colectivo? Porque pensémoslo de esta manera: Me están bombardeando todo el tiempo con que no debo envejecer, con que no debo quedarme atrás en la tecnología (aunque no use los nuevos adelantos de la misma), con que no puedo no estar informado de lo que pasó hace unos minutos, con que para estudiar no hace falta ir a una biblioteca sino que con tener la última versión de la Encarta es suficiente... entonces ¿para qué perder el tiempo en tener una dieta balanceada, con distintos alimentos que nos provean de los distintos nutrientes, si con unos pocos de estos nuevos "alimentos funcionales" obtengo el mismo resultado?

¡Carajo! Viéndolo de esta manera ¿quién demonios va a querer comer hígado o lentejas para tener más hierro en la sangre si con un buche del nuevo yogurt fortificado en hierro es más que suficiente porque encima un sólo buche de eso tiene más contenido de hierro que no se cuantos mordiscos de hígado?

El pensamiento que sale en seguida de mi pobre cerebrito es ¿y cuándo no tengamos la posibilidad de conseguir ese yogurt o ese juego de naranjas? ¿Nuestro organismo no se habrá acostumbrado tanto a tener todo tan fácil que comer un pedazo de hígado será como comer una piedra, es decir algo totalmente vacío y sin ninguna posibilidad de extracción de nutrientes?

¿Será entonces nuestro futuro como el que el maestro Derviche le predestinó a Gurdjieff? ¿Se terminará arruinando nuestro sistema digestivo al no tener que funcionar digiriendo y extrayendo nutrientes ya que nos dan todo digerido, extraído, regurgitado?

9 comentarios

  1. gaSón Says:
  2. Estoy medio a las apuradas ahora.. despues me dentendré mas en los alimentos funcionales.. pero quería agradecer tu comentario y decirte que si queres ver mucho mas te recomiendo ebtres a www.timeless-pictures.com.ar y a mi flog www.fotolog.gason.com.ar que vas a encontrar mas que en youtube.. aunq de a poco estoy subienod cosas ahsí como para promocionarme aún mas

    gracias por la opinion positiva en esots tiempos donde todos me critican todo el proyecto

    saludos

    gasón

    PD: Muy loco el diseño dle blog para estar en blogger!.. te felicito

     
  3. 3,14159 Says:
  4. Al igual que la persona de arriba, estoy a la apuradas, e iba a esperar hasta mañana para responder... pero fuck, no puedo, tengo que comentar algo, es mas fuerte que yo. Me es imposible pasar por acá, y seguir como si nada mi día, siempre me quedo pensando. Sentite contento, porque haces funcionar mis neuronas muy seguido! Lográs poner en actividad a una persona querido amigo :)

    La tecnología me asusta mucho. Y esto que acabo de leer aun más.

    Y donde queda el placer de saborear la comida? :(
    De comer por gusto y por placer, además de comer para alimentarse.

    Luego paso de nuevo, un abrazo :)

    V.

     
  5. BoB Says:
  6. Preocupante, mi amigo.
    Es una linea de pensamiento que viene arrazando en las ultimas decadas, en un libro que lei la denominaban "Ciencia Faustica", y creo que es una clasificación màs que acertada.
    Grande es la influencia que produce la tecnologia en la vida cotidiana. Veremos como nos arreglamos cuando se suelten las nanomaquinas...y ni hablar de algunos rayitos que andan dando vueltas por ahi.
    Tampoco estoy en contra de la tecnologia pero lo importante, segun mi parecer, es de que manera y para qué es usada.

     
  7. Mael Says:
  8. Hace un rato estaba intercambiando palabras con alguien via MSN y me hizo dar cuenta de que unos días después de que yo planteara este tema, salió por televisión (o por lo menos los dos lo vimos luego de mi escrito) una propaganda con Pancho Ibañez esclareciendo dudas en un supermercado sobre el nuevo producto de La Serenisima: La leche con vitamina C.

    ¡¡¡Ya no se puede ni tomar leche!!!

    Lo mejor de todo es que la misma propaganda es como un FAQ (Frecuently Asked Questions) sobre el producto, porque aparecen mujeres preguntándole si esa leche serviría para cocinar salsa blanca o para hacer buñuelitos...

    Cuando un amigo dice que la frontera entre la realidad y la ficción ya casi no existe no tengo más que sacarme el sombrero y felicitarlo por tan buena definición de los momentos en que vivimos.

    Saludetes,

    M.

     
  9. Baradit Says:
  10. La realidad...uf...que concepto más desdibujado por estos días.

    PUNCTUM la puedes conseguir poniéndote en contacto con su autor, mi amigo Raúl Pinto (rfilmico(arroba)gmail.com)

    "Seamos soñadores, pidamos lo posible"

    saludos desde el ygdrasil (un pensamiento de tzara rescatado desde el interior de un embrión de camello)

     
  11. z.a.p Says:
  12. Muchas gracias Mael.
    Te tomaste el trabajo de llegar a mi pagina personal y hacer un comentario.
    Muy linda tu mascara.
    Estuve por tu blog, todo muy rico.
    Compartimos intereses.
    Por ejemplo: los peces cayendo del cielo, en general me gustan los peces cayendo de cualquier parte.
    y si no te molesta en cualquier momeento los hago caer en mi historieta de los sábados. Sigo, Waking Life y las discusiones sobre el sueño, la realidad y lo imposible.
    Espero que nos crucemos nuevamente en el sueño, la vigilia o la duermevela.

    Desde el otro lado de la mascara.

     
  13. Eduz Says:
  14. Mi opinión, puntualmente enfocándome en la tecnología aplicada a los alimentos, es que todo esto va a llevar en un futuro no muy lejano a una estandarización de la comida.
    Es decir, hoy en día si uno quisiera comer sólo para obtener los nutrientes necesarios para su cuerpo, podría hacerlo comiendo una síntesis de vitaminas, proteínas y minerales una sola vez al día y eso le bastaría.
    Si elegimos comer 3 veces al día, o 4, o incluso 5, es porque nos gusta sentirle el gusto a las cosas; Al Café con medialunas, al pollo al horno con papas, a la carne con puré y a las empanadas de jamón y queso.
    Entonces, si los alimentos empiezan a valorarse no por su gusto y calidad sino por los nutrientes que aportan, bien podrían servirnos un engrudo proteínico en una ampolla y suministrárnoslo como supositorio, cosa de que nos deje bien satisfechos y nutridos.

    Como mi vieja, que siempre rompe las pelotas con las propiedades de cada alimento, cuando lo único que quiero es comerme un buen pedazo de carne a la plancha.

    Saludos!

     
  15. Anónimo Says:
  16. Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
    »

     
  17. Anónimo Says:
  18. Your website has a useful information for beginners like me.
    »

     

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.